Un Congreso de futuro, sin chismes

39 Congreso Federal del PSOE

No es el momento para chismes, que los hay y muchos, sino para generar ideas y construir un marco de ilusiones donde los españoles comiencen a sentirse dueños de una realidad donde la libertad, la igualdad y la fraternidad nos conciernan a todos

Este fin de semana se celebra el 39 Congreso Federal del PSOE, tras las recientes movidas por todos conocidas. Tienen un Secretario General, Pedro Sánchez, que deberá culminar la voluntad expresada por la militancia socialista con una Ejecutiva Federal a su medida, y con toda una serie de resoluciones que avalen el giro de la formación hacia un proyecto socialdemócrata que permitirá, con el concurso de otras formaciones de izquierda, fundamentalmente Unidos Podemos, sacar del poder al PP y a esa caterva de corruptos para volver a generar la ilusión de cambio y progreso a una sociedad más asfixiada por la crisis de valores tanto materiales como espirituales. Los paganos de la crisis, los parados, los desahuciados, la víctimas de la voracidad de la gran Banca, las buenas gentes que sufren una sanidad en precario, no por la reconocida capacidad de sus profesionales sino por los recortes, la enseñanza impartida en centros que no aguantan la falta de lo más elemental, ahora mismo ese aire acondicionado que ahoga a profesores y estudiantes, o la carestía de libros de texto, o esos planes de estudio obsoletos, o esos servicios sociales a la deriva empeñados en que los necesitados sufran cada día más la rapiña, a falta de que se imponga una Renta Básica Universal que tantos desmanes solventaría….

Los socialistas tienen ahora mismo un reto histórico, a saber: frente a la tendencia liberal de algunos de sus más ilustres representantes, afirmar los grandes valores de la socialdemocracia, magma de impulsos y propuestas que perfectamente casarían con las propuestas de la izquierdas emergente que representa Unidos Podemos. Unos y otros, con sus encuentros y divergencias puntuales, podría ofrecer a la sociedad española un espacio nuevo, optimista, igualitario, solidario, en una palabra otro mundo posible.

Por eso, no parece que sea el momento de la confrontación, de los ajustes de cuentas, sino del acuerdo en las ideas y en los valores de un cambio real. Es obvio que Pedro Sánchez, avalado por la militancia socialista, deba contar con una Ejecutiva y Comité Federal a su medida. Y con la lealtad del conjunto de los honrados militantes y simpatizantes socialistas. Más tarde vendrán los Congresos Regionales, Provinciales y Asambleas Locales, donde, como no puede ser de otro modo, visto lo manifestado por la militancia, pueda construir un aparato leal al servicio de los imprescindibles cambios que la realidad hispana exige.

No es el momento para chismes, que los hay y muchos, sino para generar ideas y construir un marco de ilusiones donde los españoles comiencen a sentirse dueños de una realidad donde la libertad, la igualdad y la fraternidad nos conciernan a todos. Basta de pequeñas batallas, de defender “lo mío”, de poner a los amiguitos al frente de unos chiringuitos que deben desaparecer. Es la hora de todos, de la política con mayúsculas, de la polis como espacio para vivir felices, que son dos días.

Pronto les contaremos los chismes, y cómo actúan unos y otros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*