Campaña para recurrir el Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) del Gobierno de Aragón

Información

La red de Agua Pública Aragonesa (RAPA), la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) y la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) impulsores de la Campaña para recurrir el ICA

Desde hace días el Instituto Aragonés del Agua está pasando a todos los hogares zaragozanos el recibo de aviso de pago del ICA, correspondiente al ejercicio del año 2016 (periodo de liquidación 01/01/2016 – 31/10/2016) cuyo importe viene desglosado en una tarifa fija y otra variable, con una bonificación del 70%.

Dicho impuesto es injusto al pagar dos veces por el mismo concepto, dado que ya se esta pagando por la depuración de aguas al Ayuntamiento de Zaragoza a través de Ecociudad, junto con el recibo de abastecimiento de agua. Por ello, desde las asociaciones RAPA, UCA y FABZ animan a la ciudadanía a presentar un Recurso de Reposición, para oponerse a este impuesto, cumplimentando los datos de este documento (en pdf).

Identificación comercios adheridos

El Recurso de Reposición, una vez cumplimentado y firmado, se puede entregar en cualquiera de las entidades organizadoras de la campaña, o en los locales comerciales adheridos de su barrio.

Independientemente de las asociaciones y comercios colaboradores en la campaña en cada barrio que estarán identificados, la coordinación de la recogida de Recursos de Reposición para toda la ciudad se realiza en la sede de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, sita en la calle San Vicente de Paúl, 26, teléfono 876 647 068, con un amplio horario de atención al público.

Razones para recurrir, según los impulsores de la campaña

Con dos procesos judiciales del Ayuntamiento contra el ICA, pendiente el Instituto Aragonés del Agua (IAA) de su disolución y de una Comisión de Investigación Parlamentaria tras un demoledor informe de la Cámara de Cuentas (CC) y, a pesar del reciente reconocimiento del Presidente Lambán de estar dispuesto a “replantearlo”, la DGA va a cobrar el ICA a la población zaragozana.

El ICA es la herramienta del Gobierno de Aragón para financiar el PLAN ARAGONÉS DE SANEAMIENTO Y DEPURACIÓN (en adelante, Plan). Dicho Plan pretende depurar las aguas residuales del 28% de la población aragonesa que, en 2001, carecía este servicio. Ha resultado tener un coste doble que el de la media española.

La DGA optó por el método concesional. La Cámara de Cuentas de Aragón ya lo cuestionaba en 2011 y, en su reciente informe, señala que el coste de construcción de las depuradoras (EDAR) es casi triple por concesión que por gestión directa y casi cuádruple el coste de explotación (el IAA hubiera contado con financiación estatal con otro tipo de contrato). Las EDARs construidas usan innecesariamente tecnologías de depuración muy costosas en instalaciones sobredimensionadas. La recaudación del ICA en la mayoría de las 11 zonas de depuración no supera el 30% de sus costes de construcción y explotación.

Se ha generado así un enorme déficit que se pretende compensar con la recaudación del ICA a todos los aragoneses. Cubrir esa deuda desproporcionada no es solidario, sino abusivo. Además, Zaragoza necesita ya millones de euros para su propia depuración. La Cámara de Cuentas estima que el Plan gastará 3.209 millones de euros en el periodo 2014-2045. Para recaudar esa cantidad, las tarifas deberán crecer a un ritmo de un 3,7% anual, lo cual supone recaudar en Zaragoza casi 543 millones de euros. Sin éstos, la insostenibilidad del disparatado Plan se pondría en evidencia.

A pesar de su nombre, el ICA no es un impuesto pues no se cobra en función de la capacidad económica personal. Es una tasa por la prestación del servicio de agua (abastecimiento saneamiento y depuración). Vulnera la ley al cobrar varias veces por el mismo servicio, ya pagado en las tasas municipales. Está pendiente la sentencia del Tribunal Constitucional que el 14/6/16 admitió a trámite el recurso del Ayuntamiento de Zaragoza contra el pago del ICA por suponer doble tributación e invadir competencias municipales y otro ante el Tribunal Superior de Aragón.

Tampoco es un impuesto “ambiental”, porque su tarifa no favorece el ahorro de agua (consta de una parte fija desproporcionadamente alta y una variable sin tramos progresivos), bonifica a localidades que no tienen depuradora y exime a la agricultura, ganadería, etc. Es decir, tiene un mero afán recaudatorio

Ante esta situación, no podemos dejar que nos apliquen una tarifa (que cada año va a ser mayor que la anterior) para sufragar un Plan desproporcionado e ineficiente que debería revisarse antes de exigirnos más esfuerzo. Por eso animamos a PRESENTAR un RECURSO DE REPOSICIÓN CONTRA EL RECIBO que el Instituto Aragonés del Agua nos envíe. Es una acción gratuita, amparada por la Ley General Tributaria y asegura que, si el recurso es finalmente estimado por la autoridad competente, todos los reclamantes podrían tener derecho a que se les devolvieran las cantidades pagadas.

Modelo Recurso de Reposición

Recurso Reposicion ICA

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*