Empresario aragonés expulsado de la Feria de Alimentaria en Barcelona

Como algunos catalanes hacen amigos

Empresario aragonés expulsado de la Feria de Alimentaria en Barcelona

Expulsan a un empresario aragonés de la Feria de Alimentaria 2018, en Barcelona, o como algunos catalanes hacen amigos.

Alimentaria es la feria de alimentación, bebidas y gastronomía líder en España y en todo el arco mediterráneo, auténtico referente para el sector, que del 16 al 19 de abril tiene lugar en Barcelona. En ella participan 3.938 empresas expositoras de 65 países.

Entre los asistentes figuraba el empresario andorrano y presidente de la Asociación de hosteleros de Teruel, Juan Ciércoles, que había acudido en compañía de algunos de sus trabajadores para promocionar su industria de embutidos. Como es habitual en este tipo de eventos, iban vestidos con sendas camisetas con la bandera y el escudo de Aragón, en las que habían inscrito el lema “CATAR jamón de Teruel”, pura promoción de una empresa que trata de publicitarse para mantenerse en activo y defender los puestos de trabajo.

Ni cortos ni perezosos, el personal de la organización, con el concurso de algunos agentes de seguridad, fueron conducidos a un despacho donde fueron interrogados durante tres horas “con malos modos y de forma vejatoria”, obligándoles a quitarse las camisetas para acto seguido retirarles el pase a la feria. El empresario turolense ha declarado que “nos han tratado como si fuéramos terroristas” y que llegaron a tener miedo durante su detención.

Ante tales hechos sobrarían cualquier tipo de palabras. ¿Así hacen amigos algunos catalanes? ¿Hasta dónde llegarán con tales actuaciones, reflejo evidente de los dislates generados por un independentismo sin norte? Afortunadamente este tipo de comportamientos son minoritarios pero comienzan a definir una tensión que, más allá de la estupidez de unos organizadores de eventos que más parecen expertos en ahuyentar clientela e impedir negocios que otra cosa, es más que preocupante. Pobre Cataluña, ellos se lo pierden porque “Catar jamón de Teruel” es un auténtico placer. Después se sorprenderán de que algunos españoles comiencen a boicotear sus productos.

Ni lo uno, ni lo otro.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*