Más de 350 cuentos echaron a volar el día 24 en la Plaza del Pilar

Los han escrito jóvenes de 9 a 14 años que han participado en 'Cuentos al viento', una iniciativa de fomento de la escritura impulsada por el Ayuntamiento de Zaragoza y Atrapavientos.

La Plaza del Pilar acogió el sábado, 24 de diciembre,  a las 12:00 horas, una suelta masiva de cuentos: 350 composiciones escritas por jóvenes zaragozanos echaron a volar atadas en globos. Culminaba así la campaña de fomento de la lecto-escritura “Cuentos al viento” desarrollada por el Ayuntamiento de Zaragoza y Atrapevientos, organización especializada en literatura infantil. Al acto asistiró el consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés.

“Cuentos al viento” se ha desarrollado durante los meses de noviembre y diciembre en la red de Bibliotecas Públicas Municipales y otros espacios como La Harinera o el Centro de Documentación del Agua y el Medioambiente (CDAMAZ). Con el apoyo del Ayuntamiento, Atrapavientos han impartido diferentes talleres de escritura dirigidos a jóvenes de 9 a 14 años. Se han desarrollado concretamente 12 sesiones de escritura con el objetivo de fomentar la lecto-escritura en grupo, acercar las bibliotecas municipales a los ciudadanos y establecer nuevos canales de comunicación entre escritores y lectores.

El pasado mes de abril se llevó a cabo una experiencia previa en el CEIP Tomás Alvira en la que participaron un centenar de alumnos de 5º y 6º de Primaria. También colaboraron con sus propios textos el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve y la presidenta de Unicef en Aragón; Pilar de la Vega, que lanzaron sus cuentos al viento.

El 23 de abril, día del libro y día de Aragón, apareció el primero de los textos echados a volar. El cuento 0006, con los deseos y recuerdos de la niña Alba García, fue encontrado en un camino de Caldearenas (Huesca), a 132 kilómetros de distancia del punto de la suelta. Mateo, de 6 años y su padre David, lo recuperaron después de una excursión y compartieron el hallazgo con el resto de la familia: Berta, de ocho años, y su madre Alicia, profesora de lengua y literatura.

El segundo cuento apareció en Francia, en una zona de montaña cerca de Bagnères-de-Bigorra, a más de 250 kilómetros. Lo encontró Orens, un niño de 11 años de Tarbes. Orens encontró el cuento número 0064 escrito por Diego Gareta.

Únete a nuestro Telegram

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.