Poemas de Juan Leyva

El Rincon del Poeta: Juan Leyva
Juan Leyva: Escribir, trasladar el pensamiento a un muro, a un océano, a la nieve del papel. La poesía es una droga que a veces adultero con el amor. Ganador del 33 premio de poesía "Ciudad de Badajoz" 2014 con la obra: Caja de resistencia" Ganador premio de poesía humorística "Villa de Ermua" Julio 2014 Ganador del concurso de poesía "Cardiopoemas 2012" Ganador del concurso de poesía "Poesía para llevar" 2013 de los Institutos de secundaria de Aragón. Ganador de "Slam poetry" en Zaragoza y Valencia 2013-1014

REPÚBLICA

En la república de tu cama

una bandera de colores despeinados

nos envuelve en la piel del discurso,

llevamos el peso de una justicia

que a veces nos detiene.

Hay un manual para perder la conciencia,

una flor entreabierta

planes de futuro  dibujados en el techo

olor a libros y sexo.

En la república de tu cama

se atienden mis reclamaciones

con la pausa que exige el protocolo,

tus manos se despiertan en cascada

se disparan las alarmas

arden lugares prohibidos

se aplazan mis revoluciones

mi suerte está echada.

En la república de tu cama

han caído todos los reinados;

volvieron las caricias perdidas

los besos exiliados,

solo quedo yo

el  elegido por los vecinos de tu cuerpo

el militante de tu partido

el servidor público de tus sueños.


TRÁMITES DE SEPARACIÓN

He iniciado los trámites

para separar la mente del corazón.

Cuando se encuentran suelen hablar

sobre qué hacer conmigo,

uno dice que mida mis pasos

el otro que ame sin medida

Si discuten dejan de hablarse,

uno quiere entregarse completamente

el otro conservar lo que me queda.

Me preguntan quién tiene la razón

y con quién me iría a vivir,

mientras hago y deshago la maleta

de la custodia compartida.


DUERME

Duerme España, duerme.

Duerme tu siesta junto a la Armada Invencible, junto a Ramón y Cajal y su esposa que le limpiaba el microscopio y le preparaba café con leche.

Duerme España, cura tu cansancio de violadores, saqueadores y de himnos sin letra.

Descansa entre tus comunidades autónomas, tus provincias y tus santos municipios, bendecidos por la gloria del calor y de las playas.

Duerme España, con tu población envejecida, que viaja en autobuses hacia la costa para arrasar el buffet libre,

esa ilusión de ver todos esos platos de animales muertos, de verduras y frutas de colores.

Duerme España. Estás sujeta a Europa por una cordillera, como una cremallera atascada de montañas rotas.

Duerme querida, no despiertes ahora, nadie nos manda; volvemos a ser la tribu de antaño, volvemos a creer en lo de siempre, tenemos ese miedo a la oscuridad cuando nos apagan la luz y el dinero.

Duerme niña mía, todavía no han contratado a las hadas ni a las princesas.

Tu rostro no merece el beso de los traidores.

Es pronto para bañarte, no has hecho la digestión de todas tus guerras, de todos tus caudillos, de todos tus mártires.

Es pronto para que salgas por la noche a beber desesperadamente, porque aquí casi todo está prohibido, pero casi todo es posible.

No trabajes todavía, prepárate.

No te marches de casa, sólo tienes dos mil años.

No te culpes, ya tendrás tiempo.

Hazme compañía, no me pierdas, no me expulses, no me retires la palabra.

Duerme España, aún no ha amanecido,

todavía es de noche.

Únete a nuestro Telegram

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.