ECOS acrónimo de Estamos Creando Otras Sociedades. Por, José Luis Alonso Gajón

Firmas de opinión

Opinion de_Jose Luis Alonso_N
Jose Luis Alonso Gajon, Ingeniero Agrónomo, Vicepresidente de ATTAC Aragón

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas… puede cambiar el mundo”. (Eduardo Galeano)

Los árboles de la actualidad política y económica, de esta fase agónica del capitalismo, nos impiden ver el bosque de las nuevas iniciativas socioeconómicas a las que vamos a denominar ECOS acrónimo  de Estamos Creando Otras Sociedades y de las que, poco a poco, nos vamos a ir haciendo eco en estas páginas de Con Ac∑nto y, por cierto, con nuestra ∑ mas grande por lo que suman y aportan a nuestra gris realidad.

Buscamos crear otras sociedades

ECOS está formada por todas aquellas personas que individual o colectivamente creamos, o intentamos crear día a día, con nuestro trabajo o en nuestro empleo, otras sociedades más justas, más equitativas, más inclusivas y menos androcéntricas.

No nos definimos por la oposición a nada ni a nadie, sino por nuestra creencia/acción en que las personas, individual y colectivamente, creamos la realidad social. Para ello nos hemos empezado a librar de la tiranía del “poder fuerte” que ha colonizado nuestras mentes con absurdidades como la de que no hay alternativas. (Recordemos que la Sra. Thatcher era conocida como “Doña TINA” por su insistente repetición de la frase “There Is Not Alternative”[1]).

Hemos aprendido que el poder, cuando es “poder fuerte” de verdad, no usa la represión ni la violencia, se introduce en nuestra mente y condiciona nuestros valores y el contexto en que pensamos. «De todo lo que sucede, no comprenderás, no percibirás más que lo que se ha convertido en inteligible porque ha sido cuidadosamente extraído del pasado; y, hablando con propiedad, ha sido seleccionado para hacer ininteligible el resto»[2].

Basadas en valores y derechos universales

Somos globales pero de verdad. No esa  utilización torticera de la expresión que solo significa libertad de movimientos del capital financiero, de las mercancías y de la ideología dominante, pero no de las personas a las que dejamos morir en nuestras fronteras.

Por eso defendemos, como un primer paso, la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU[3] y creemos en el “interés público universal que debe permitir garantizar a todos los seres humanos, sin excepción, los medios para la libertad que respete la igualdad de la persona, los pueblos y la naturaleza”  de la Declaración Universal de Derechos Humanos Emergentes[4]

Asumimos sus valores de vida, dignidad, libertad, igualdad, solidaridad, conocimiento, justicia,  paz y respeto a nuestro planeta.

Con nuevos paradigmas

Creemos en la praxis colectiva entendida como una dialéctica continua teoría / práctica / reflexión / nueva teoría / nueva práctica / etc.

Pensamos con  Ludwig Wittgenstain, que si nos pusiéramos de acuerdo con el uso de las palabras, desaparecerían la casi totalidad de las discusiones, ya que las palabras  no significan lo mismo para personas con diferentes  “formas de vida”[5].

Pero somos conscientes con Gramsci de que una nueva sociedad se crea sobre una nueva cultura y que debemos apropiarnos del lenguaje dando a cada término un uso en consonancia con los valores antes enunciados.

No nos vale el paradigma socio-económico-cultural actual y, después de Thomas Kuhn, sabemos que no hay  manera de trasladar el lenguaje de un paradigma a otro por lo que tenemos que crear un nuevo paradigma abierto al cambio continuo.

Nos creemos en teorías ni clasificaciones

Las personas humanas, todas, somos capaces de lo mejor  y de lo peor. No nos autoconsideramos como las “buenas” frente a “ellas, las malas”, pero si valoramos las acciones de cada cual en función de sus intenciones y resultados. “Por sus frutos los conocereis” nos recordaba hace poco Antonio Piazuelo en este mismo medio.

Reconocemos la utilidad de los modelos teóricos para la acción pero no creemos ni en su validez universal ni en su permanencia histórica. Por ello no creemos estar en posesión (¡que expresión más capitalista!) de la “verdad”, ni menos que otros la tengan.

Aceptamos y agradecemos la herencia histórica de las generaciones anteriores

Creemos en el conocimiento situado que establece la epistemología feminista, y por ello no nos declaramos en contra de nadie y sí a favor de todo aquello que, como decíamos antes, permita garantizar a todos los seres humanos, sin excepción, los medios para una libertad creativa, que respete la igualdad de las personas, de los pueblos y a la naturaleza.

Así nos consideramos herederos de un capitalismo que, con el sacrificado esfuerzo de las 12 generaciones de nuestros padres, abuelos, etc., ha acumulado el suficiente capital físico[6], ciencia y tecnología para que otros mundos  “donde la vida merezca ser vivida”[7], sean posibles si, entre todas, los creamos.

Y luchamos, día a día, por crear otras formas de interrelacionarnos

Algunas personas, que formamos parte de ECOS sin saberlo, estamos trabajando como voluntarias, otras en los movimientos sociales o ecologistas, otras en las ONGs, o en las empresas, o en casa cuidando. Pero todas, en nuestro trabajo o en nuestro empleo, intentamos en nuestro pequeño entorno hacer pequeños nodos en que las interrelaciones personales sean  más justas, más equitativas, más inclusivas y menos androcéntricas y una nueva cultura, en su sentido más amplio, pueda florecer.

Porque  estamos comprometidos en conseguir dejar a las siguientes generaciones unas sociedades un poco más solidarias y más creativas, en que todas las personas tengan “su lugar al sol” físico, social y como persona.

Como todo el resto de Con Acento queda abierto  este espacio de visibilización  de las nuevas alternativas sociales a quienes quieran contribuir con su experiencia. Yo iré añadiendo aquellas que conozco personal o indirectamente.

 

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/There_is_no_alternative

[2]  Michael Foucault Mas allá del bien y del mal pag.. 33  en http://www.pensamientopenal.com.ar/system/files/2014/12/doctrina39453.pdf

[3] http://www.derechoshumanos.net/derechos/index.htm?gclid=Cj0KEQiA_KvEBRCtzNil4-KR-LIBEiQAmgekF-aDEWiFcDiDsZIziTX7mXo7n_tkvY2_Uw1H6mKkA8UaAuCa8P8HAQ

[4] https://dhpedia.wikispaces.com/file/view/Declaraci%C3%B3n+universal+de+derechos+humanos+emergentes.pdf

[5] http://biblioteca.itam.mx/estudios/100-110/102/JamesRobinsonWittgenstein.pdf

[6] “medios de producción ya producidos, que sirven para producir”

[7] “Subversión feminista de la Economía”. Amaia Pérez Orozco.  Ed. Traficantes de sueños. https://www.traficantes.net/sites/default/files/pdfs/map40_subversion_feminista.pdf

Únete a nuestro Telegram

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.