Salvar Teruel. Por Antonio Domínguez

Firmas de opinión

Antonio Dominguez
Antonio Dominguez, Profesor de Universidad

Lo de Teruel y los amantes está muy bien. Perras  durante algún tiempo para algunos y puestos coyunturales de trabajo. Puro recreacionismo,  algunos dineros, pero así no se levanta un territorio. Salvar  Teruel es algo más,  las cuencas mineras, la Térmica, los sectores terciarios, y acaso no, ese Motorland  tan lamentable por tantas y tantas razones, el despoblamiento,  etc. Confiar en que la movida de los Amantes sea la gran panacea no se sostiene. Las parejas dramáticamente absorbidas por el sino tiene un largo recorrido, desde Tristán e Isolda, pasando por Abelardo y Eloísa, Calixto y Melibea, Romeo y Julieta (ahí anda Verona ejemplo magnífico para analizar las posibilidades económicas de la cosa), etc. Son leyenda y literatura. Hasta me atrevería, ya por acercarme a los tiempos de ahora, a citar al príncipe Carlos y Lady Di. Muy bien, dineros. Y un presidente de Aragón disfrazdo. Si el año pasado paseaba de cristiano este lo ha hecho de moro. Esa fotografía en la que vestido de moro de la morería, es armado caballero, supongo que cristiano, por los  templarios, deja perplejo a cualquiera. Aunque como algunos piensan, por lo menos  nuestro presidente carece de sentido del ridículo.  Seguro que  el año que viene vestirá ropajes judíos. Algún asesor, que desde luego no carece de un punto surrealista, se está ganando un sueldo que… Si el ilustre presidente aragonés no tiene reparo alguno a la hora de disfrazarse, le recomendaría que empiece a preparar ropajes para acudir a Jaca el venidero Primer Viernes de Mayo, y convenientemente auxiliado por su consejero Gimeno, se vista de conde don Aznar, aunque previamente deba tomar clases de equitación. Las fiestas y festejos dan perricas por unos días, pero los problemas de fondo, la cosa económica,  requieren verdad y no disfraces. Soluciones reales, sobre todo para ese Teruel que, al paso que vamos, corre peligro de convertirse en  mero espacio camino de la nada, aunque tanto amemos a esas gentes y esos territorios.

Únete a nuestro Telegram

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.