Lo del juicio por el caso karts se las trae

Lo del juicio por el caso karts se las trae. A falta de que la Justicia dicte, han llamado mucho la atención las declaraciones de  Ignacio Ruiz-Jarabo, exdirector de la Agencia Tributaria en tiempos de José María Aznar, que está actuando como perito de Carlos Escó, uno de los imputados en el mentado juicio. Como es conocido, la Policía Nacional entendió sospechosos los gastos en metálico de Carlos Escó, unos gastos que el mencionado perito considera que no resultan “anómalos ni inusuales”. Apunta que los ingresos sólo por nómina de la unidad familiar (Escó y Eva Almunia –esposa) estaban en los 200.000 euros, lo que permite suponer una respetable capacidad de ahorro. De ahí pueda entenderse que en casa de Eva Almunia aparecieran 144.000 euros en efectivo, reservados para si eran necesarios para el cuidado del padre, enfermo de alzheimer.  En fín, cualquiera de ustedes posee similar cantidad en su casa…. También parece creíble y constatado documentalmente que una factura de 167.000 euros en muebles comprendía un regalo de comunión a la hija del matrimonio, efectuado por el padre y hermano de Escó, además de una reforma en una casa, apuntes realizados en un solo recibo “porque fueron a la vez”. Y nada que objetar sobre la moto Yamaha, porque se la regalaron los amigos, a escote, por su cumpleaños. Todo creíble y documentalmente comprobado.

Carlos Escó fue consejero delegado de Plaza. Eva Almunia consejera de Educación y Cultura del gobierno de Aragón (ambo socialistas)

Únete a nuestro Telegram

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.