Coto a la corrupción: son gentes del PP las que más están desprestigiando la política

Editorial

La dimisión de Esperanza Aguirre, inevitable por tantos y tantos dislates  generados desde su entorno, no es la guinda del maloliente pastel popular. Tiene que ser el comienzo de un compromiso formal del PP en el que, previo reconocimiento  del tufo corrupto de muchos de sus dirigentes y de las malas prácticas en materia de financiación ilegal del partido,  se comprometan a que nunca más aniden en su seno sinvergüenzas, vividores, ladrones y carroñeros que socapa de servir al interés público lo hacen a sus particulares bolsillos. Es cierto que individuos de tal calaña los hay en otras formaciones políticas, sí, pero tanto por la calidad como por la cantidad, son gentes del PP las que más están desprestigiando la honorable e imprescindible práctica de la política. Los Naseiro, los Bárcenas, los Rato, los Granados, hoy los González y acaso muy pronto otros, son el paradigma de un cáncer inaceptable en cualquier democracia que se precie.

Peor que mejor, España supo dotarse de un sistema democrático con grandes carencias pero capaz de romper con el ominoso franquismo y sus innumerables tics. Ahora, sin embargo, se está comprobando que no hemos sabido poner coto a una de sus más características señas de identidad, la corrupción.  Socapa de financiar campañas electorales mediante triquiñuelas absolutamente inaceptables, muchos políticos terminan por confundir los roles y se convierten en corruptos. Emulando a Manuel Fraga y su famosa “la calle es mía” , piensan que “el partido es mío”, y tan orondos ellos a llenarse los bolsillos de euros. Lejos de reprobar tal comportamiento, las cúpulas partidarias  callan, cuando no apoyan fervientemente a los corruptos. Así se fragua  el desprestigio de la democracia.

Decíamos más arriba que estamos ante un  poso franquista  que no hemos sido capaces de erradicar. SÍ. Porque aunque ahora juzgamos y condenamos las arteras prácticas de algunos políticos y de algún partido, conviene señalar que no habría corruptos si no existieran corruptores. No es cuestión de poner aquí nombres de empresas, siglas ni apellidos, y tampoco es pertinente vincular lo evidente: la sintonía de casi todos ellos con el periodo anterior al logro de la democracia. Y, además, no se debe echar en saco roto la existencia de funcionarios corruptos, que los hay, recibiendo sobres bajo mano, pasando información privilegiada, cambiando puntos y comas, etc…  Y tanto y tanto ciudadano de a pie que clama legítimamente contra la fetidez de la corrupción mientras trata de evitar pagar el IVA cuando el fontanero o cualquier otro profesional acude a solventar la chapuza de turno, pura picaresca sin duda, pero indicadora de los viejos tics del pasado.

Terminar con la corrupción exige, en primer lugar, un impulso ético y regenerador que fortalezca a la Administración en todos sus ámbitos con medidas transparentes, rotundas y en su caso punitivas para los transgresores.  Exige, en segundo término, que los partidos políticos acuerden unas leyes sobre su financiación que no dejen lugar alguno para la realización de prácticas ilegales y la existencia de redes de corrupción.  Y, por supuesto, sería necesario que la ciudadanía entienda que para que el común funcione, sea la sanidad, la enseñanza, los distintos servicios públicos, las ayudas sociales, etc., nadie debe escaquearse. Hay que pagar los impuestos. Quien justifica lo poco, no puede condenar lo mucho.

Únete a nuestro Telegram

1 Comment

  1. A pesar de que la Justicia está secuestrada es evidente que hoy hay una persecución merecida contra el PP, y que en Europa de la que tanto les gusta presumir, hoy Maza, Nieto y Moix habrían tenido que dimitir y seguramente estarían acusados al menos de instrucción a la Justicia, Rajoy, Zoido también las grabaciones son evidentes.

    Pero lo que tampoco debemos olvidar el pasado del PSOE:
    – Rumasa,
    – Filesa,
    – Malesa,
    – Time Export,
    – Viajes Ceres,
    – Juan B. Calatayud,
    – Juan Piña Oliver
    – Foxgolve-Alstom
    – Telemundi
    – RENFE,
    – Cruz Roja,
    – Los convolutos del embajador alemán
    – Sr “G” en Suiza
    – TAV
    – Salimas-Anstalt
    – Tralcorde
    – Trust
    – Tequila
    – Fondos Reservados,
    – ENAGAS,
    – McDonell Douglas,
    – Comisiones AVE,
    – Los Convolutos del Embajador alemán
    – Focoex,
    – Roldán,
    – Marbella
    – Fernández Marugán
    – Viviendas UGT y Nicolás Redondo
    – La “Insider Trading” de Mariano Rubio,
    – Su Banco de España
    – Y todos sus amigos,
    – Que eran muchos
    – Y del PSOE,
    – Escuchas ilegales del CESID,
    – Intelhorce,
    – Las bolsas de dinero “B” de Ferraz,
    – Urralburu en Navarra,

    Y como dijo Benito Pérez Galdós hace ya más de 100 años “los dos partidos que se han turnado para gobernar”…etc, etc, etc.

    Y saliendome del tema ahora resulta que PODEMOS revindica la figura Clara Campoamor cuando esta era totalmente anti comunista, hay que joderse!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.