Podemos avanza en la construcción de otra política

Como en botica, habrá para todos los gustos y la valoración de la moción de censura presentada por PODEMOS estará en función de la ideología que cada uno comparta. Así somos y a eso llamamos democracia. Mas, por encima de ello, ya va siendo hora de remontar el vuelo, dejar a un lado chorradas y demás memeces y entrar en el fondo de un asunto tan básico como el de la moralidad. Para ello, parecería imprescindible que hagan un alto en esta lectura y vayan al artículo colgado en este periódico por José Luis Rodríguez García, “Corrupciones, corruptos y ciudadanía”, donde de manera magistral se llama la atención sobre un fenómeno que a nadie parece preocupar: hay corrupción porque la ciudadanía la acepta y permite (…), porque la ciudadanía ha hecho dejación de responsabilidades”.

Y es que ya se está tardando mucho en analizar, denunciar y abordar el problema de la corrupción como concepto político. En este sentido, el posicionamiento tanto de Irene Montero como de Pablo Iglesias, representantes de los millones de ciudadanos que ansían un cambio real, resultó magnífico. Ya era hora de que en el Parlamento español se escuchara la indignación ante la mayor lacra de eso que tan alegremente llamamos corrupción y que es el mayor peligro para la democracia. Las duras intervenciones de los podemitas sobre ese escenario malvado construido por el PP (no habría que olvidar “otras” corrupciones), atinadas, necesarias y tan ciertas como sufridas por el pueblo español, deberían ser acompañadas, cuanto antes por un debate y unas propuestas que tiendan a moralizar a la ciudadanía. Y no solo a la de izquierdas, sino a todo el tejido social, más allá de posicionamientos concretos sobre cuestiones varias.

¿Quién ganó el debate? Sin duda que el clamor popular que se indigna ante la fetidez de la corrupción. Lo ganó PODEMOS al poner de manifiesto los 65 casos de corrupción en los que anda implicado el PP , y más que saldrán. Y lo ganó porque supo dejar claro que los corruptos son una cosa, y otra diferente muchos de los que votan a esos individuos. Pena que no dedicaran un tiempo, del excesivo tiempo empleado, en lanzar un mensaje de moralización ciudadana que muy pronto alzarán como seña de identidad. Y también lo ganó al haber sabido convertirse en líder de la oposición. Ciertamente que es la tercera fuerza parlamentaria, así como que carece de apoyos suficientes como para imponerse a Rajoy y sus conmilitones. Pero la moción no era para acceder al poder. Más bien ha sido un grito lanzado hacia un PSOE atribulado que está tratando de ordenar sus muebles y volver a sintonizar con su electorado tradicional. No ha sido casual que el discurso de Iglesias y sus propuestas fueran un 100% socialdemócratas. Han lanzado una oferta de futuro, la necesaria unidad de la izquierda para poder ganar los próximos comicios. Solo cabe esperar que los delegados socialistas que este fin de semana acuden a su Congreso Federal, acierten y sepan estar a la altura de lo que los progresistas españoles demandan.

Debate Moción de Censura, 13 de Junio de 2017

Únete a nuestro Telegram

1 Comment

  1. Creo y no pienso que me equivoque ,, al tema de la presentación de la moción de censura le sobraron como mínimo una hora,, de charla,, por que de puro obvio ,, resulto reiterativo ,, pero naturalmente creo que resulto por lo menos alentador,, como ,,,,, BRINDIS AL SOL ….

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.