Barcelona, historia olímpica

Artículo de Miguel Modrego Sanjuán

Miguel Modrego Sanjuán
Miguel Modrego Sanjuán. Estudiante de Periodismo.

Año 1992. España. Cataluña. Barcelona. ¿Os suena de algo? Estadio de Montjuic, un espacio repleto de almas deseando formar parte del comienzo de todo. Sus Juegos Olímpicos. Sí… Para muchos, los mejores juegos hasta la fecha; para los españoles, siempre seguirá siendo el acontecimiento deportivo más importante de sus vidas. ¡Una pena no haber nacido aún, pero un placer oír de la boca de otros lo que ello supuso! Deportistas, autoridades, voluntarios, aficionados, gente de a pie. Toda una nación congregada en torno a la escritura de su propia historia olímpica.

Hoy se cumplen 25 años de la apertura de los ya tan lejanos –para algunos- y todavía tan cercanos -para muchos otros- Juegos Olímpicos de Barcelona. El deporte dejó su sello en un país que comenzó entonces a adquirir renombre internacional. Un total de 22 medallas, 13 oros, 7 platas y 2 bronces, que simbolizaron la preparación, el esfuerzo y el espíritu luchador de una amalgama de personas unidas en torno a un sueño común. Y allí estaba él, Antonio Rebollo, arquero paralímpico encargado de lanzar la flecha en llamas al pebetero ante la mirada atenta de los allí presentes. Sin nervios, con aplomo y entereza, y en la diana. Quedaban así inaugurados los juegos, nuestros juegos. Tampoco olvidar al gran Matías Prats portando la antorcha olímpica a lo largo de 500 metros que, según palabras del mismo, no quería que acabaran nunca. O el espectáculo El Mediterráneo de La Fura dels Baus. O la ya tan sonada canción a modo de himno interpretada por Freddie Mercury y Montserrat Caballé. “¡Barcelonaaaaa, it was the first time that we met…!” Recuerdos y memorias de una de las mejores ceremonias de la historia.

Después vendrían dos semanas inolvidables, cargadas de logros para unos y admiración por parte de otros. Todo marchó sobre ruedas. Los españoles nunca habían podido imaginar un escenario tan perfecto. Y en este día, 25 de julio de 2017, la ciudad condal conmemora orgullosa sus juegos, con la antorcha y la bandera olímpica como personajes principales. Otra vez Rebollo, otra vez Los Manolos, otra vez la fiesta. De nuevo el espíritu de Barcelona ´92. El pasado se convierte hoy en más presente que nunca.

Únete a nuestro Telegram

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.