Miles y miles de mujeres para cambiar el mundo

Derechos de la mujer

Miles y miles de mujeres, con la necesaria y solidaria presencia masculina, han salido en manifestación desde la zaragozana Plaza de San Francisco para gritar con alegría y manos tendidas que el mundo está a punto de cambiar, riadas de mujeres con sus adornos morados y vestimentas negras clamando por otro mundo posible, donde la sociedad patriarcal por fin desaparezca para generar marcos de igualdad y generosidad, unas y otros cantando que esta vida son dos días y hay que vivirlos para gozar.

Mucha gente joven, muchas mujeres hartas de un modelo que convierte a los mortales en meros instrumentos del poder para sufrir, llorar y maltratar. “Pan y rosas” decía una pancarta. Pan, rosas e igualitarismo ya para siempre todas y todos.  Lazos morados, pancartas moradas, rostros morados, ese color que anuncia la ya inevitable revolución que tantas y tantas mujeres empujan desde los grandes valores que la condición femenina atesora y tanto necesitan asumir los varones. Bicicletas, perros, perroflautas, una riada ciudadana que debe dar un paso adelante para convertir lo femenino en la bandera que empuje a los otros cambios necesarios para dejar de ser lobos y convertirnos en ángeles fieramente humanos. “Sin nosotras se para el mundo”, sí, pero con vosotras se abre el futuro. En esta manifestación de Zaragoza han alegremente brillado por su ausencia las banderas y los lemas partidarios. Nadie preguntaba nada a nadie. Todas unidas reclamando un mundo igualitario donde las ideas únicamente convergían en cambiar y generar un modelo de vida para vivirla juntos y construir un paraíso en la tierra.

A partir de hoy parece más próximo otro mundo donde desde la fuerza de las mujeres se rompan las cadenas y el ser humano pueda libre e igual sentir que la fuerza de la vida es más importante que la vida de los fuertes.  Ahí queda esto, el banco de España acaba de dar por perdidos los 60.000 millones que hemos pagado todos para rescatar a la Banca. Afortunadamente, miles y miles de mujeres , con una voz rotunda, también impedirán tales desmanes. Hoy, nos han devuelto la ilusión por luchar para cambiar el mundo, cada día más femenino.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.