Freixenet huye de Cataluña

Cataluña

La ópera bufa generada por el llamado “procés” ha significado que cerca de tres mil empresas, hasta el momento, decidieran huir de Cataluña para ubicar sus sedes en diferentes territorios. A plazo medio se verán las consecuencias de tal decisión para la economía catalana. Pero ahora mismo, se ha producido una operación que, más claramente que ninguna anterior, pone de relieve las aciagas consecuencias que el sedicente separatismo está causando al tejido empresarial catalán.

Freixenet, la marca de unas bodegas centenarias que han alegrado toda suerte de festejos con su cava y que tan bellos anuncios publicitarios ha regalado, deja de ser catalana para hablar en alemán, aunque con un pequeño acento pujoliano. La multinacional Dr. Oetker, posiblemente uno de los líderes mundiales en el sector de la alimentación, se ha hecho con el 50,7% de su capital social tras desembolsar 220 millones de euros. La familia Ferrer mantendrá el 42% de las acciones y José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España y todavía presidente de la empresa, el 7,2%. Henkell, filial vinícola de Dr. Oetker, la mayor fabricante de bebidas de Alemania, se ha hecho con una de las empresas más emblemáticas de Cataluña, no tanto por su valoración en términos económicos, unos 440 millones de euros, como por esas burbujas que expandían la alegría de vivir, el seny y ese catalanismo tan hispano de saber gozar los momentos amables que depara la vida.

Seguro que el “president” de la república catalana en el exilio no se siente concernido por tal hecho, “todavía nos queda Codorniú” le habrá dicho Puigdemont a alguno de los escasos fieles que le van quedando. Pues ojo, que Codorniú también está en la cuerda floja. Más que nunca, él y su cohorte de iluminados, debería pensar en aquella máxima de Eugenio d’Ors, “los experimentos con gaseosa, que el champán es muy caro”.

Únete a nuestro Telegram

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.